Estrategia del demonio: La destrucción del matrimonio, la familia y la Iglesia

El difunto cardenal Carlo Caffarra deja un manuscrito que habla sobre el plan del demonio para destruir la humanidad y acabar con el hombre.

“Una ideología global impulsada por una libertad fuera de control está intentando destruir la última barrera que impide a la humanidad perder lo que significa ser humano, es decir, lanaturaleza sexual de la persona humana en su dualidad de ser hombre o mujer“, escribió el Cardenal Carlo Caffarra, un cardenal dubia que murió a comienzos de este mes, en un manuscrito publicado por LifeSiteNews.

Caffarra escribió el manuscrito como una pequeña introducción del libro del sociólogo Gabriele Kuby: “La revolución sexual global: La destrucción de la libertad en nombre de la libertad”. Pero, el libro fue publicado antes de que las palabras del Cardenal fueran recibidas por LifeSiteNews.

El Cardenal Caffarra fue uno de los cuatro cardenales que envió al Papa Francisco el dubia pidiendo claridad sobre la Exhortación de 2016: Amoris Laetitia. Murió el 6 de septiembre a la edad de 79 años.

Destrucción del matrimonio y la familia.

El Cardenal destacó en la parte anterior cómo Satanás por medio de una estrategia global está controlando al hombre, formando una alianza con uno de sus instintos básicos, es decir, su deseo de placer sexual sin restricciones ni reglas.

¿Cuál es su estrategia? La misma estrategia del gran inquisidor de Dostoievski, quien le dice a Cristo: Tú les das libertad, pero yo les doy pan, y ellos me seguirán a mí. La estrategia es clara: Dominar al hombre formando una alianza con uno de sus instintos básicos.

El nuevo Gran Inquisidor no ha cambiado de estrategia y le dice a Cristo: Prometes alegría de la mano con el ejercicio sabio, justo y casto de la sexualidad. Yo ofrezco placer sin reglas, y verás que ellos me seguirán a mí. El nuevo inquisidor esclaviza a través del espejismo de un placer sexual completamente privado de cualquier regla.

Caffarra agregó que esta estrategia está alimentada por esta insana razón que busca destruir la sexualidad humana natural, y por lo tanto también el matrimonio y la familia.

La última barrera que debe romper esta mal llamada libertad es la naturaleza sexual de la persona humana en su dualidad de hombre y mujer, y en su institución racional establecida por el matrimonio monógamo y la familia. También advirtió una extrema libertad defendida por los hedonistas que conducirá a una más grave y feroz tiranía.

La tragedia más grande: La pérdida de nosotros mismos.

El cardenal llamó al libro de Kuby un llamado para despertar del sueño de la razón que está llevando a la pérdida de la libertad y por lo tanto a la pérdida de nosotros mismos. Jesús nos ha advertido sobre que esto, la pérdida de nosotros mismos sería la pérdida más trágica de todas, incluso si estuviéramos a punto de ganar el mundo entero.

Caffarra dijo que los jóvenes serán las primeras víctimas de este desastre y agregó que no es raro que los clérigos se contenten con ser facilitadores de esta eutanasia de la verdadera libertad por la cual Cristo murió para hacernos verdaderamente libres.

Estrategia de desprecio contra el hombre.

Caffara también hizo referencia a Dostoyevsky durante su charla en el Foro de la Vida en Roma 2017, comentando que Satanás quiere construir una anti-creación que venderá a la gente como algo mejor que la creación de Dios, él dijo:

Esta es la espantosa estrategia de la mentira, construida alrededor de un profundo desprecio por el hombre. El hombre no es capaz de elevarse al esplendor de la verdad. No es capaz de vivir dentro de la paradoja de un deseo infinito de felicidad. No puede darse cuenta de el don de ser sí mismo.

Y por allí entra la malicia y el plan de Satanás, lleva a convencer a hombre de banalidades sobre él. Le convence de que la verdad no existe y que su búsqueda es, por tanto, una pasión triste y fútil. Le convence de acortar la medida de su deseo en línea con la medida del momento transitorio. Le siembra en su corazón las sospechas de que el amor no es más que una máscara de placer.

Enseñanzas de Jesús como arma de defensa.

La respuesta a esta profunda mentira, debe ser un testimonio de la verdad y la belleza de las enseñanzas de Jesucristo y la refutación de la falsedad. Sería como un doctor terrible que adoptó una actitud pacífica ante la enfermedad. Agustín escribe:

“Ama al pecador, pero persigue el pecado”.

La palabra latina per-sequor es un verbo intensificador. El significado, por tanto, es: Caza el pecado, acaba con él. Descúbrelo en los lugares ocultos de sus mentiras y condúcelo y sácalo a la luz su insustancialidad.

La hermana Lucía, visionaria de Fátima, escribió a Caffara a principios de los años 80:

“La batalla final entre el Señor y el reino de Satanás tratará sobre el matrimonio y la familia”.

Lo que la Hermana Lucía dijo en aquellos días tan lejanos se está cumpliendo en la actualidad.

La destrucción de las realidades.

Al leer cada página de este libro escuché en mi interior las palabras del engañador de todo el mundo:

“Serás como Dios, conociendo el bien y el mal” (Génesis 3, 5).

El ser humano se ha elevado a una posición de soberana autoridad moral en la que el yo solo determina lo que es bueno y lo que es malo. Esta es una libertad literalmente loca: Es una libertad sin logos (es decir, sin una razón o principio).

Pero si este es el contexto teórico (si puedo llamarlo así) de todo el libro, el trabajo examina específicamente la destrucción de la última realidad que se interpone en su camino. El libro también muestra cómo la descarrilada libertad engendra gradualmente las tiranías más devastadoras.

David Hume escribió que los hechos son cosas tercas: Desafían obstinadamente cualquier ideología.

El autor argumenta, y creo que con razón, que la última barrera que debe romper esta insana libertad es la naturaleza sexual de la persona humana en su dualidad de hombre y mujer, y en su institución racional establecida por el matrimonio monógamo y la familia. Pues hoy esta razón loca está destruyendo la sexualidad humana natural, y por lo tanto también el matrimonio y la familia.

Estas páginas, dedicadas a examinar esta destrucción, contienen una rara profundidad de penetración. Y si el análisis de Gabriele Kuby se encuentra cercano a la realidad, sólo existe una posible conclusión: Lo que anticipó Platón sucederá, la extrema libertad conducirá a una tiranía. No es casualidad que el autor haya hecho de esta reflexión platónica el subtexto del primer capítulo: Una pista de clave para interpretar todo el libro.

Espero que este gran libro sea leído especialmente por aquellos que tienen responsabilidades públicas, responsabilidades educativas, y por los jóvenes, las primeras víctimas del nuevo Gran Inquisidor.

Fuente:

Adaptación y traducción por Mariel Parra para PildorasdeFe.net, del artículo publicado en: Life Site News, autor: Lifesitenews.com

Port Relacionados

Dejar un comentario